jueves, 5 de abril de 2012

El ambiguo papel de Francia en la guerra de las Malvinas

Aca les dejo otra nota sobre el papel de Francia en la Guerra de Malvinas,saludos y felices Pascuas para todos!

Miércoles, 28 de marzo de 2012 
En su libro de memorias, el exsecretario de Defensa de Reino Unido Sir John Nott describe a Francia como el "mejor aliado" de su país durante la guerra de las Falklands o Malvinas. Pero documentos desclasificados y otras pruebas a las que tuvo acceso la BBC demuestran que esa no es toda la verdad.
Antes del conflicto bélico, Francia le vendió a la junta militar de Argentina cinco misiles Exocet.
En ese momento, pocos sospechaban que el reclamo de larga data de Buenos Aires conduciría a la guerra por la soberanía del archipiélago y la venta pasó casi inadvertida.
Pero cuando en mayo de 1982 estos misiles Exocet fueron utilizados para atacar las naves HMS Sheffield y Atlantic Conveyor, con la pérdida de 32 vidas británicas, hubo sobresaltos en Londres.
En el inicio del conflicto, el presidente de Francia Francois Mitterrand, del Partido Socialista, se acercó a la posición del Reino Unido al declarar un embargo a la venta de armas francesas y a la asistencia a Argentina.
También le permitió a la flota británica con destino al archipiélago de las Falklands o Malvinas usar las instalaciones portuarias francesas en África Occidental y le proporcionó a Londres información detallada sobre los aviones y las armas que le había vendido a Buenos Aires.
París también colaboró con los grandes esfuerzos británicos para poner fin a la adquisición de misiles Exocet por parte Argentina en el mercado mundial de armamento.

Desacuerdos

Pero la política de Mitterrand de apoyar al Reino Unido provocó desacuerdos entre algunos altos funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores francés.
En una nota fechada el 7 de abril de 1982, el entonces embajador de Francia en Londres, Emmanuel de Margerie, describió a la primera ministra británica Margaret Thatcher como "victoriana, imperialista y obstinada".
El diplomático agregó que la dirigente tenía una "tendencia a dejarse llevar por los instintos combativos".
En otro documento, un alto funcionario francés, Bernard Dorin acusó a Londres de "arrogancia de superpotencia" y afirmó que el país había mostrado "un profundo desprecio por los latinos".

Lanzadores de misiles

Pero tras bambalinas, las acciones decían más que las palabras.
En lo que parecía una clara violación del embargo de Mitterrand, un equipo técnico francés -principalmente empleado por una empresa 51% propiedad del Estado francés- se quedó en Argentina durante la guerra.
En una entrevista realizada en 1982 por la periodista Isabel Hilton para el periódico The Sunday Times, el líder del equipo, Herve Colin, admitió la realización de una prueba particular que resultó fundamental para las fuerzas argentinas.
"El proceso de verificación consistió en determinar si el lanzador de misiles funcionaba correctamente. Tres de los lanzadores fallaron. Se localizó la fuente del problema y eso fue todo. El resto fue sencillo", dijo.
La BBC intentó contactar a Colin, pero no recibió respuesta.
La compañía francesa para la que aún trabaja, Dassault, declaró, ante la consulta de la BBC, que 30 años después no podía confirmar si había autorizado o no que se hicieran esas labores en Argentina.
No obstante, ahora está claro que, gracias a las pruebas que llevó a cabo ese equipo, los argentinos fueron capaces de disparar misiles Exocet contra las fuerzas británicas a partir de tres lanzadores de misiles antes defectuosos.
Francois Heisbourg, quien en ese momento era asesor de seguridad internacional del Ministro de Defensa francés, Charles Hernu, insiste en que el gobierno no sabía que el equipo técnico estaba en Argentina.
Pero, dice, el hecho evidente de que sí se encontraba allí es inexcusable.
"Ahora es innegable y ... algo que no se debe menospreciar. No es lo que tenía que haber sucedido. Es el tipo de hechos que afecta lo que de otro modo habría sido la imagen perfecta de la cooperación entre los dos países", sostiene.

Un informante

Pero no todos en el gobierno francés desconocían de la presencia del equipo técnico en Argentina durante el conflicto.
Pierre Lethier, exjefe de personal de la Dirección General de Seguridad Exterior (DGSE) francesa, organismo de inteligencia, admite que su departamento estaba al tanto.
"Eso es para lo que sirve la inteligencia. Se necesitan fuentes. Teníamos dificultades para penetrar el ejército argentino en ese momento. Por lo tanto, mientras más presencia se tenga, mejor", dice.
Lethier asegura que la DGSE tenía un informante entre los miembros del equipo técnico. Pero es muy crítico con la ayuda brindada a los argentinos.
"Se está en el límite entre un acto de traición al país y la desobediencia a un embargo. Está claro que si el jefe de Estado en Francia decreta un embargo, hay que acatarlo. Punto final".

Duplicidad

El entonces secretario de Defensa del Reino Unido, Sir John Nott, le dijo a la BBC que, aunque sabía de la presencia de un equipo técnico francés en Argentina, el trabajo que realizaba no fue considerado como de importancia.
Los esfuerzos británicos, insistió, se centraron principalmente en impedir de los argentinos se apoderasen de más misiles Exocet.
Pese a todo, Nott insistió en que los franceses le dieron ayuda sustancial al Reino Unido durante el conflicto.
"Le pedimos a Mitterrand que no le diera asistencia a los argentinos", remarcó.
Y la pregunta de si creía que los franceses actuaron con duplicidad, respondió: "Sí, desde luego. Y siempre lo han hecho".

Fuente:
www.bbc.co.uk

 



 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada